Es uno de los tratamientos estéticos más requeridos en el día a día.
Es importante diagnosticar a que se debe el oscurecimiento de las piezas dentales, si es por la dieta o existen otros factores.
El color oscuro es por la presencia de moléculas complejas en el interior del diente que cuando la luz refleja en ellas se ve un tono amarillento.
El agente blanqueador va a transformar esas moléculas grandes, en otras más pequeñas dando una aspecto más luminoso y blanco.
Hay diferentes técnicas de blanqueamiento, hay que escoger la indicada para cada paciente.
El tratamiento debe ser personalizado.

Que concentración usar, si es solamente en Consultorio o además con apoyo con uso domiciliario.

El profesional debe supervisar todas las etapas utilizando excelentes productos, chequeando que no hayan caries, el estado de las restauraciones, retracciones de encía, etc.
Todo muy bien relevado, para evitar el efecto más temido pos blanqueamiento que es la sensibilidad dental.

Es este último punto, en donde podemos asistir al blanqueamiento dental con un láser de baja potencia para minimizar o eliminar la sensibilidad dental.

Con Fuente de Luz o sin Fuente de Luz?
Láser o Led?

Ya hay muchos trabajos en la literatura que muestran la eficacia de un blanqueamiento bien supervisado y diagnosticado sin utilizar fuentes de luz.
Cual es la ventaja de agregar una luz?
El procedimiento se realizará en menor tiempo y si agregamos un Láser terapéutico controlaremos mejor la posibilidad de sensibilidad pos blanqueamiento.